lunes, 10 de octubre de 2016

No tienes que quererme (sí me gustaría).

Aunque ya nada sea extraordinario, siempre te quiero y te extraño.
Espero que seas feliz. Que duermas bien hoy y todos los días del año.

Cuídate, que yo pienso en ti sin regulaciones, sin necesidad de detenerme o de estar solo.
Te amo (aunque para ti, todo esto esté devualuado).



No hay comentarios:

Publicar un comentario