martes, 26 de abril de 2016

Me gusta tu aroma. Despertar entre el sueño, la fantasía y tu voz.
Voz ausente de mis días. ¿Por qué prefieres seguir atormentando mi existencia vacía?

No comprendo el placer que pueda generarte desatar mi ira, dolor, coraje y desamor cada mañana durante toda una vida.

Es aburrido y soy patético. Un perdedor nato e irresistible. De arrogancia infinita.
Te gusta desinteresarte de mis cartas, exhibir el desprecio absoluto que rodea mi presencia.
Gracias por no tener bondad hacia mi trivial existencia. Me rindo. Me dejas.

No tengo nada más que ofrecer. De otro modo, ya lo habrías sepultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario