martes, 15 de septiembre de 2015

Me voy a dormir..

Me voy a dormir un rato antes de que llegue la espantosa realidad.
Antes de que, entre todo el universo, la obscuridad me escoja para caer otra vez.

En mi andar, siempre ha existido un ligero tambaleo. Una inestabilidad física y emocional que difícilmente alguien va a poder curar. Sanar. Evitar.

No necesito mayor solución que estar solo. Abrazado a mi cama y a algunos cuadernos.
A la máquina de escribir de la que no soy tan fuerte aliado.
¿Qué necesitas tú? Olvidar las palabras que alguna vez te he dedicado.
Aunque dudo mucho que sean permanentes. Seguro habrá mejores cosas que leer en los diarios y en los libros de tu agrado o del agrado de tus visitantes.

Porque mi estilo no ha cambiado. Gracias por todo.
Por lo que nadie sabe y que no has hecho tan público. Te estaré agradecido hoy y siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario