lunes, 10 de agosto de 2015

Mi tiempo ya pasó. Ahora es el momento de otras letras y palabras que suenan mejor que las mías.
Nadie sabrá de los lamentos de una persona aburrida y, claramente, trastornada.

La idea es que nada de mi llegue a tus pensamientos ni a ninguna otra parte donde puedas enterarte de lo que es. De lo que pasa.

Quejas o lamentaciones, dolores internos invisibles para los habitantes de esta ciudad.
Yo ya no paso por aquí más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario