viernes, 12 de junio de 2015

Ya me lo han dicho, diez y mil quinientas veces.
"Eres un triste hombrecillo sin algo que perder.
¿Qué pretendes de la vida?"

Palabras más hirientes he recibido y sin embargo, duele.

No hay comentarios:

Publicar un comentario