martes, 26 de mayo de 2015

Lo normal es guardar silencio. Callar las ideas y posibles invitaciones. Reunir mis cosas y pensamientos en una pequeña cueva para mantenerlas ahí. Huir del deseo de decirte algo que tal vez te vaya a incomodar. Es normal.. Todo lo de mi es inestable y no es muy seguro.

Puedo comprender que nada es personal y que es tu manera de protegerte. Es tan obvio y tan evidente que de mi te tienes que proteger (hasta el alma) como si fuera el peor de los enemigos. Aunque duela es una realidad y todas las realidades van a conspirar contra mi persona. Como si fuera un grandioso criminal..


No hay comentarios:

Publicar un comentario