domingo, 17 de mayo de 2015

Lo entiendo. No importo. Da igual lo que haga hoy y mañana. Si me muero, si vivo.
Cada persona tienes sus asuntos y tienes sus prioridades. Está bien. No soy una de esas cosas.

Te dejo en paz y no te molesto más.
Lo siento por todos esos correos electrónicos y las estupideces que hice.


No hay comentarios:

Publicar un comentario