miércoles, 25 de febrero de 2015

Si soy sincero..

No creo en dios y ni en el diablo. No creo en ángeles o en demoníacos seres adimensionales.
No me interesa la política ni las estadísticas mundiales. Me aburre lo que es fascinante para la mayoría de la población.

Siempre fui muy protector. De mis hermanos y hermanas, de mis primos, de mis amigos y de las personas que estaban en situaciones de desventaja. Recibí golpes en la cara y en el estomago, burlas y ofensas por los ideales que defendía en momentos difíciles o de cierto peligro en mi infancia y adolescencia.

Era un impulsor de la justicia y una persona leal a los llamados débiles.
Nada de eso queda en mi ahora.








miércoles, 18 de febrero de 2015

Probablemente algún día

Probablemente algún día mi alma embarnezca al igual que mis ideas.
No estoy seguro de tu amor pero eso también me gustaría.

Tal vez, no muy pronto, la sensación de olvido se distraiga,
se dirija a China o a Argentina, se convierta en mi amiga.
O no lo sé.

Cuando mi mente crezca, me gustaría ser tu vecino y compartir la ventana,
utilizar la misma calle aunque nuestros vehículos vayan en direcciones contrarias.

martes, 3 de febrero de 2015

Si quieres verme..

...yo me subo a la punta del edificio más alto de Tijuana. Te llevo la correspondencia a tu buzón.
Duermo en el árbol que está afuera de tu casa. Cambio los focos dañados de tu sala y más..

Si quieres escucharme... te escribo un rap en italiano y en elfico varias versiones de las canciones que más te han gustado. Te recito trece poemas y hago sonar las seis cuerdas de mi novel y noble guitarra.

Podrías pensar que hago nada y que son sólo palabras pero estoy intentando lo improbable por ti, por mi.




lunes, 2 de febrero de 2015

Si es que ambos están de acuerdo..

La distancia de dos corazones enamorados es meramente ficticia.
Cuando existe amor y dicho amor es conducido con el deseo de ambas partes, no importan los atajos, quien va mas rápido o si existen tramos dañados, el destino único es irremediablemente alcanzable por las dos personas..

Si es que ambos están de acuerdo.

domingo, 1 de febrero de 2015

Para ser sincero, no existe minuto en cada hora que no piense en ti.
No hay momentos en mis días en lo que tu ausencia no este presente. No los hay.

Y es muy doloroso ser invisible ahora.
Aunque no seas indiferente a mi vida, eso no significa que sea de mucha importancia.
La no-indiferencia no es sinónimo de importancia.
No te pido que me la des, porque no, no sería justo para ti.
Pero no puedes impedir que sienta un dolor inmenso en mi cuerpo, en mi alma y en mi corazón.
Ni el tiempo ni ningún dios va a poder remover de mi ser.