jueves, 29 de enero de 2015

Ya no leo lo que escribo porque es bastante triste y deprimente muchas veces.
Me descarto con mis desencantos y con lo recio que pueden ser los abrazos.
Con lo vago o nulo que son ahora nuestros besos y lo tosco de las caricias duras que nunca nos damos.

Así es la vida, así son las cosas ahora por estos días y no siempre es malo, no tiene que.
No siempre debe ser tan triste todo lo que relato.

Hay esperanza y hay visión de un futuro mucho mejor contigo. Para todos los años que le quedan a mi alma y a mi mente. Sería un verdadero encanto disfrutarlos lado a lado, de tu mano, de tu cuerpo.
Juntos recrear la felicidad de antaño, de los días tranquilos..

Te extraño y no tengo miedo de aceptarlo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario