sábado, 20 de diciembre de 2014

Mi madre me ayuda y quiere que esté bien,
Emi también.

Ayer mi Vespa no encendía y tuve la ayuda de mis amigos (finalmente).
Me sentía triste porque tenía una carta que entregar.

No sé si te gusta recibir lo que escribo de ti o lo que escribo de mi.
No sé si te gusta abrir el buzón y encontrar una carta para ti.

Es lo que sé hacer y, aunque no nos podamos ver, yo estaré ahí escribiendote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario