sábado, 27 de diciembre de 2014

La verdad, entiendo que haya personas más interesantes con quien hablar. Con quien puedas sonreír e incluso bromear. Personas nuevas que, seguramente, te invitarán a salir o a bailar y bueno, yo no tengo nada más que opinar.

Me siento opaco y a punto de expirar, tengo un peso enorme que me hace gritar. Me cansan los hombros y tengo seco los ojos (ya no puedo ni quiero llorar). La resignación me está acompañando y tengo mucho miedo..



No hay comentarios:

Publicar un comentario